Para celebrar el Towel Day, presentamos algunos textos y links sobre Douglas Adams.

(txt publicado originalmente en junio de 2001 en Linkteratura de Ciudad Virtual)

Hace sólo un mes, y tan joven como de 49 años, falleció Douglas Adams, delirante autor de Ciencia Ficción, padre de la Guía del Autoestopista Galáctico, libro de cabecera de l@s lectores/as del área científico matemática.

DE QUE SE TRATA

H2G2

Estamos en marzo de 1978 y la señal radiofónica de la BBC inglesa pone al aire en un horario de bajísimo perfil un programa con un nombre de lo más circumbirúmbico: “The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy”.

Partamos conviniendo en que “hitchhiker” no tiene traducción al español que hablamos en Chile; quiere decir “persona que hace/viaja a dedo”. Los españoles han ocupado “autoestopista” (pues allá a hacer dedo se le dice “autoestop”), por lo que ha quedado como Guía del Autoestopista Galáctico. Propongo que acá le llamemos Guía del Mochilero Galáctico que tiene un sabor más vernáculo. En todo caso nada hay más fácil que la simplificación británica que ha llamado al libro HHGG (así como al Señor de los Anillos lo llaman “LoTR”), y que no conforme con ello le ha transformado luego en H2G2 (emulando/parodiando a la Guerra de la Galaxias con R2D2, conocido acá como “Arturito”).

H2G2 trataba de las peripecias de Arthur Dent, un común y corriente vecino de un suburbio de Londres al que le demolerán la casa para el paso de una autopista el mismo jueves que las flotas vogonianas harán lo propio con el planeta Tierra: “Habla Prostetnic Vogon Jeltz, de la junta de Planificación del Hiperespacio Galáctico. Como sin duda saben, los planes para el desarrollo de las regiones remotas de la Galaxia exigen la construcción de una ruta directa hiperespacial a través de su sistema estelar, y, lamentablemente, su planeta es uno de los previstos para su demolición. El proceso durará algo menos de dos de vuestros minutos terrestres. Gracias.”

Gracias al cielo Arthur Dent tiene un amigo que se llama Ford Prefect, que resulta no ser un humano cualquiera, de hecho, resulta no ser ni siquiera humano, sino que un extraterrestre de algún planeta en el sistema de Betelgeuse. La cosa es que Ford Prefect es un mochilero galáctico que se hallaba en la Tierra para mandar información a la H2G2 (que es como la Lonely Planet del Universo conocido, y en cuya tapa en caracteres bonitos dice “Don’t Panic”, “No Se Asuste”), y aprovechando el paso de los vogones (unos cabeza de músculo que aparte de destruir planetas, creen escribir bella poesía), se aúpa trayendo consigo a Dent, que resulta ser así el único sobreviviente de la destrucción. Lo que viene después es el delirio mismo, tanto así que en Inglaterra los seis episodios iniciales de la serie radial debieron convertirse en libro al tiempo.

Luego Douglas Noel Adams (o sea DNA, o sea ácido desoxirribonucleico en siglas inglesas), se abalanzó sobre todos los formatos habidos y por haber proyectando una trilogía. La serie radial continuó en 1980 con 5 episodios que completaron doce (porque antes hubo un especial de Navidad). Un segundo libro (que terminó la puesta por escrito de los 12 episodios) fue El Restaurante del Fin del Mundo; y se suponía que la trilogía cerraría con: La Vida, el Universo y Todo lo demás; pero se terminó convirtiendo primero en tetralogía con Adiós y Gracias por el Pescado y por fin pentalogía con: Informe sobre la Tierra: Fundamentalmente Inofensiva.

En un registro que combinaba agudamente lo más puro del humor británico con un lenguaje y contenido de ciencia ficción, H2G2 contiene algunas salidas que son una joya como:

“Esto es lo que la Enciclopedia Galáctica dice respecto al alcohol. Afirma que es un líquido incoloro y evaporable producido por la fermentación de azúcares, y asimismo observa sus efectos intoxicantes sobre ciertos organismos basados en el carbono”.

Junto con los dos personajes ya nombrados hay que poner a los otros dos que configuran el cuarteto central: Zaphod Beeblebrox, presidente del Gobierno Galáctico Imperial, “aventurero, ex hippy, juerguista (¿estafador?: muy posible), maniático publicista de sí mismo, desastroso en sus relaciones personales, con frecuencia se le consideraba perfectamente estúpido”, posterior ladrón del “Corazón de Oro” (una nave casi tan memorable como el “Millenium Falcon”). Y Tricia McMillan (Trillian), que resulta ser una segunda sobreviviente terrestre, pues escapó de la Tierra seis meses antes, con el anterior sujeto.

Y por supuesto está la parafernalia que incluye: el “Corazón de Oro”, una nave que se mueve con la Energía de la Improbabilidad Infinita. El “Babel Fish” un pececito que se mete en la oreja y se va al sistema nervioso central dónde traduce para el usuario cualquier idioma posible. El robot “Marvin”, un personaje en si mismo, y un inevitable y jocoso, etc.

La primera parte, i.e. el primer libro, se cierra abruptamente relatando el pormenor más disparatado de todos. Arthur Dent se encuentra con los magratheanos, que le cuentan que ellos habían construido la Tierra a petición de los ratones (los vulgares ratones blancos de laboratorio) que en realidad eran unos seres pandimensionales que buscaban la respuesta definitiva. Cuando su supercomputadora, llamada Pensamiento Profundo llegó a una respuesta esa fue: 42. La Tierra fue un enorme computador que iba a dar la “pregunta” para la cual esa respuesta era la definitiva y cuando estaba a punto de hacerlo, los vogonianos la destruyeron.

Obviamente que el cierre obedecía a criterios más bien de edición y es quizá lo único que se le puede reprochar a esta graciosa y muy ingeniosa novela. La segunda parte, El Restaurante del Fin del Mundo viene a concluir el desarrollo de la serie radial, y se centra (más bien el desarrollo apunta a que el momento culminante ocurra en) “Milliways, el restaurante del fin del mundo”. Este viene a ser un Restaurante Panorámico cuyo espectáculo/show es el Fin del Universo, para lograrlo, se saca a los comensales del continuo espacio temporal y se les pone en otra línea de tiempo, por lo que sus acciones ocurren en el presente-pasado-futuro… Uf. Es desde aquí que Dent y Ford llegarán a la Tierra dos millones de años antes del fin, para descubrir que está dominada/colonizada por los golgafrinchanos…

Aparte de la trilo-pentalogía DNA realizó un par de trabajos más como The Meaning of Liff, o La Agencia Holística de Detectives de Dirk Gently; y una obra ecológica llamada Last Chance to See donde desarrolla una especie de “enciclopedia” de las especies en extinción (el ecologismo llega a la página oficial dónde a través de un click se puede donar para la obra de Diane Fossey, la de Gorilas en la Niebla).

Guía Cronológica de DNA y H2G2

1952 El once de marzo nace Douglas Noel Adams (DNA).

1978 La BBC transmite los primeros seis episodios de H2G2, más un séptimo como especial de Navidad

1979 Pan Books publica H2G2 con los primeros cuatro episodios ampliados. Un disco doble contiene los mismos cuatro, pero resumidos.

1980 Capítulos 8 a 12 en BBC. Pan Books publica El Restaurant del Fin del Mundo que considera, esta vez resumidos los episodios 5 al 12.

Harmony Books publica la primera edición norteamericana. Un segundo disco, al inverso que el primero, ampliado de los episodios 5 y 6.

1981 Se estrenan los 6 primeros episodios en TV (de acuerdo al libro H2G2)

1982 Segundo libro en USA, el tercero: La Vida, el Universo y todo lo demás se publica simultáneamente a ambos lados del Atlántico.

1983 Con John Lloyd realizan The Meaning of Liff.

1984 Adios y Gracias por el Pescado cuarto de la “trilogía” sale el mismo año que el juego de computador.

1985 Harmony Books y Pan Books a cada lado del océano publican versiones originales de los guiones del programa de la BBC.

1987 Dirk Gently’s Holistic Detective Agency, y el juego “Bureaucracy”.

1988 The Long Dark Tea-Time of the Soul y Don’t Panic: The Official Hitch-Hiker’s Guide to the Galaxy Companion este por Neil Gaiman

1989 The More Than Complete Hitchhiker’s Guide en USA, Easy Does It en GB.

1990 Last Chance to See.

1991 The Deeper Meaning of Liff otra vez con John Lloyd.

1992 Informe sobre la Tierra: Fundamentalmente Inofensiva, quinto de la trilogía.

1993 Don’t Panic: Douglas Adams and the Hitch-Hiker’s Guide to the Galaxy también de Neil Gaiman.

1994 H2G2 ilustrado

1996 A Trilogy in Five Parts

2001 El once de mayo, a los 49 años DNA fallece.

PISTAS

NO SE ASUSTE

FUNDAMENTALMENTE INOFENSIVO

Siguiendo al tatarabuelito Aristóteles podríamos definir los libros de Douglas Adams como “parodia británica de Ciencia Ficción”.

Por lo tanto baste explicar cada uno del los “nodos”:

1.- Parodia

La forma, que nos llega a través del latín desde el griego, junta el sufijo/adverbio: “para” (al lado) con, “oda” (canto, poema). O sea, se trata de un canto en paralelo, que imita, remeda, un modelo previo. Una de las características históricas de la parodia ha sido el componente humorístico (que está ausente en formas parientes como el pastiche). Así, Don Quijote sería una parodia de las novelas de caballería, la comedia de Aristófanes una parodia de la tragedia de Esquilo. La parodia imita el estilo pero lo llena con otro contenido, es prima de la caricatura y de los mimos. Si nos fijamos bien en H2G2 hay varios estilos que son simultáneamente parodiados; el que más salta a la vista es el de las entradas de enciclopedia como en:

“Infinito: Mayor que la cosa más grande que haya existido nunca, y más. Mucho mayor que eso, en realidad; verdadera y asombrosamente enorme, de un tamaño absolutamente pasmoso, algo para decir: «vaya, qué cosa tan inmensa». El infinito es simplemente tan grande, que en comparación la grandeza misma resulta una nadería. Lo que tratamos de exponer es una especie de concepto que resultaría de lo gigantesco multiplicado por lo colosal multiplicado por lo asombrosamente enorme”.

Pero, hay otros, por cierto el de los textos de las guías de viajeros como Lonely Planet o Michelin. Y muy particularmente el estilo “periodístico” del formato radial que se difumina al escribirse, pero, haga el esfuerzo de leer lo siguiente pensando que es un despacho en vivo:

“Y entonces, un jueves, casi dos mil años después de que clavaran a un hombre a un madero por decir que, para variar, sería estupendo ser bueno con los demás, una muchacha que se sentaba sola en un pequeño café de Rickmansworth comprendió de pronto lo que había ido mal durante todo el tiempo, y descubrió el medio por el que el mundo podría convertirse en un lugar tranquilo y feliz. Esta vez era cierto, daría resultado y no habría que clavar a nadie a ningún sitio. Lamentablemente, sin embargo, antes de que pudiera llamar por teléfono para contárselo a alguien, ocurrió una catástrofe terrible y estúpida y la idea se perdió para siempre. Esta no es la historia de la muchacha”.

2.- Británica

Si bien la parodia tiene una amplia producción en todos los idiomas, es en lengua inglesa, y más en específico en Inglaterra, donde en los siglos XIX y XX logró un mayor desarrollo. Quizá los relatos paródicos más fascinantes de Gran Bretaña sean los de Lewis Carroll, quien desplegó las que hoy se llaman “carrollianas”, parodias de argumentaciones lógicas que llevaban a absurdos. Aquí hay una juntura de la parodia con la paradoja (de “para” y “doxa”: sentido común). Carroll llegó hasta a parodiar la fonética del inglés creando palabras nuevas que sonaban como posibles en sus poemas. Pero, será en los medios (“mass media”), que este modelo de humor inglés (altamente paródico, trabalengüístico, que juega con una argumentación en apariencia lógica), llegará a convertirse en una marca de fábrica y producto de exportación. El ejemplo más reconocido acá en Chile puede ser el Show de Benny Hill que, más allá de lo “picaresco”, ganaba grandes momentos en los juegos de palabras (como en el clásico sketch en que se entrevista a un irlandés) y en la imitación de modelos televisivos de comerciales, noticias, etc. Menos conocidos,  [hace diez años, pero no hoy J] pero, mucho muy cercanos al estilo de DNA son los “Monty Python” creadores de parodias acerca de las vidas de Jesús (en “La vida de Brian”), o de las historias de caballeros artúricos (como en “El Santo Grial”).

En esa tradición que arranca fuerzas contemporáneas del autor de Alicia se enmarca, inscribe, DNA. Un ejemplo:

“Los ascensores modernos son entes complejos y extraños. Los antiguos montacargas eléctricos de «ocho personas de capacidad máxima» tienen tanta relación con un Alegre Transportador Vertical de Personas de la Compañía Cibernética Sirius, como un paquete de nueces variadas con toda el ala oeste del Hospital Mental del Estado de Sirius. Y ello porque actúan según el curioso principio de «percepción temporal desenfocada». En otras palabras, tienen la capacidad de ver vagamente el futuro inmediato, lo que permite al ascensor estar en el piso exacto para recoger al usuario incluso antes de que éste sepa que va a necesitarlo, eliminando de esa manera toda la aburrida cháchara, la relajación y las consiguientes amistades nuevas que antiguamente la gente se veía obligada a hacer mientras esperaba el ascensor”.

3.- Ciencia Ficción

Que el contexto sea la CF no fue nuevo (recuérdese la parodia a “Star Trek” que era “Perdidos en el Espacio” [aunque comenzó un año antes J], aunque en una mixtura con “Los Robinson Suizos” de la Disney); aún así en H2G2 hay una libertad y un amplio manejo de recursos de la CF que creo adelantan lo que es hoy “Futurama. Voy a seguir la descripción de Todorov, que, sin ser un especialista en el tema de la literatura fantástica, sí lo es en el tema de las caracterizaciones de superestructuras literarias (puchas, ya me puse a hablar en difícil). Todorov plantea que lo fantástico (y esto incluye la CF) se define por la relación de la realidad con el mundo posible del texto: “El lector tiene que ver un evento extraño en el mundo real y vacilar entre una explicación racional o una sobrenatural. Por la mayoría del tiempo, el lector se identifica con algún personaje que se siente vacilación también”. Según se acerque más al extremo racional (lo insólito) o al sobrenatural (lo maravilloso) se tienen 5 estadios posibles:

Lo insólito

Lo fantástico/insólito

Lo fantástico

Lo fantástico/maravilloso

Lo maravilloso.

Dejo al lector(a) que decida en que punto del eje insólito/maravilloso se debe situar el mundo de H2G2. Voy a concentrarme en otra cosa. Ya decía bien nuestro entrañable amigo Paul Eluard: “Hay otro mundo y está en este”. Lo que más me llama la atención de la prosa de Adams no es tanto las “locas imágenes” (como el Vórtice de la Perspectiva Total, una especie de Aleph adamsiano), sino cómo el narrador omnisciente explica hechos de “nuestro planeta” como si le fueran extraños, ajenos, insólitos. Este juego va por el mismo lado que el de las instrucciones de Cortázar, sólo que se le saca un partido extra al ponerlo en un “contexto de situación” que es la narración documental. En ese sentido esta es una obra de Ciencia Ficción al revés, es la obra de Ciencia Ficción que escribiría un personaje de nuestras obras de Ciencia Ficción, un extraterrestre, por ejemplo. El crear este pliegue, que vuelve lo cotidiano algo insólito, es el mayor logro creativo de la serie.

VINCULANDO

DNA PA LANTE

Pocas cosas tan multimediales como H2G2. Douglas Adams abordó todos los formatos que se le ofrecieron en vida.

En primer lugar, por cierto está el formato radial, el original. Bien sabemos ya que H2G2 se trasmitió en 1978 y 1980, contando 12 capítulos, por la BBC; seis en 1978 más un especial de Navidad y los cinco restantes en 1980. El registro fue editado en 1979 y 1980 en formato de Long Play (¡mi bastón!), por Hannibal Records en el Reino Unido y A&M en Canadá, que hoy me parece son inencontrables (al menos eso me respondió amazon.com cuando le hice la consulta). Pero, el FAQ de los fans muestra que existen varias ediciones posteriores (aunque no del programa original), bien como media docena de casettes, bien como 6 CDs con las siguientes series:

Set de 6 CD: BBCCD6001, ISBN 0 563 22615 3.

Set de 6 casettes: ZBBC1035, ISBN 0 563 22560 2.

Después del audio vino la TV, donde, a través de la misma BBC se produjo la ¿sitcom? homónima. Era 1981 y basándose ya en la edición escrita de H2G2 se realizaron 6 episodios, dirigidos por Allan Bell, disponibles en video (claro, si uno vive en Inglaterra) desde 1992. Además existe un extra con el “making off”. Douglas Adams ya tenía una holgada trayectoria como guionista de TV pues había previamente trabajado en el Doctor Misterio (en 1963) y la serial de los Monty Python (en 1969), a los cuales le une un vínculo de afinidad similar al que junta a Fontanarrosa con los Les Luthiers por estas australes tierras. Otro vínculo de amistad era el que unía a Adams con Kevin Smith (Dogma, 1999, donde le incluye en los agradecimientos). ¿Se preguntarán, bueno, y la película? No, muchas especulaciones mediante en los grupos de fans, pero, hasta el momento no hay largometraje; aunque la Disney lo viene amenazando hace rato [finalmente fue lanzada en 2004].

El tercer formato es el del cómic, y aquí hay varias versiones. La primera es la Hitchhiker’s Guide to the Galaxy: The Authorized Collection con John Carnell y Art Nichols, de junio del 97. Pero, ciertamente la intromisión más relevante de nuestro autor de la semana es Don’t Panic: The Official Hitch-Hiker’s Guide to the Galaxy Companion de 1988 y Don’t Panic: Douglas Adams and the Hitch-Hiker’s Guide to the Galaxy de 1993 ambos en dupla con Neil Gaiman, el creador de Sandman.

Cuarto formato es el videojuego. En 1984, por Infocom se editó H2G2, que amenazaba una secuela en su secuencia final, llamada como el mismo segundo libro, El Restaurante del Fin del Mundo, ¿y qué pasó entonces? Que en 1987 Adams aportó con un segundo juego llamado Bureaucracy, que resultó un fracaso de ventas, por lo que la segunda tirada del primero jamás se realizó. No incluido en el FAQ está el juego Starship Titanic de 1998.

El quinto, es sólo un chiste, se trata de un juego de salón consistente en 42 esferas (bolitas o pelotitas si se quiere) de diferentes colores con las cuales hay que formar seis columnas de 7 unidades construyendo el famoso 42 tanto de manera visual como en código binario (0101010), y en números romanos (XLII).

El sexto y último formato es, obvio, a través de la Internet. Al newsgroup especializado: alt.fan.douglas-adams, se agrega el sitio www.h2g2.com, realizado por usuarios a través del mundo [y mantenido hoy por la BBC] y que es candidato seguro a ser el site mas freak del orbe ciberespacial.

En música popular nuestro autor está vinculado a dos bandas. Pink Floyd, con quienes tocó en “Earl’s Court” como un regalo de cumpleaños que le hiciera David Gilmour, al cumplir 42. Creo que el álbum The Division Bell fue llamado así a instancias de DNA, además la cubierta, dibujada por Storm Thorgerson (autor de varios discos del grupo y otros clásicos como Led Zeppelin, Anthrax, etc.) también fue inspirada por DNA.

El segundo grupo es Level 42, la referencia ya es de perogrullo, ¿no?

[Además, hay que recordar que el tema más recordado de el tema más recordado de Ok Computer de Radiohead se llama Paranoid Android en recuerdo de Marvin].

El conocido traductor on line BabelFish tomó su nombre del pecesito traductor adamsiano, pero, por suerte, no se coloca en la oreja :-)

Y por fin,tenemos la parodia de David Langford Guía del dragonstopista galáctico.

DNA pal lao

Otra vez consultamos el FAQ y aquí nos dice que, “si a usted le gustaron los libros de DNA, también puede consultar los siguientes autores”: Neil Gaiman, a quien ya mencionamos. Terry Pratchett, autor de una serie quizá más chiflada que la de Adams, llamada “DiscWorld”. Tom Sharpe (Exhibición impúdica, Zafarrancho en Cambridge). P J O’Rourke. P G Wodehouse (creador de Jeeves y autor de británicos chispazos como: “Comenzaba a formarse hielo sobre las pendientes superiores del mayordomo” o “¿Roderik Spode? Un tipo grande con un bigote pequeño y una clase de mirada que podría abrir un ostión a diez pasos”). Tom Holt (más humor británico en CF). Grant Naylor (autor de la serie El Enano Rojo, también BBC, desde 1988), Dave Barry (columnista humorístico del Miami Herald, que verá uno de sus trabajos hecho película por Barry Sonnenfield [Big Trouble]), Robert Sheckley (Trueque Mental), Iain Banks (escocés, CF, La Fábrica de Avispas), Woody Allen, Robert Rankin, Fran Lebowitz (“Los alimentos son una parte importante de un régimen alimentario equilibrado”), Robert Anton Wilson (Las mascaras de los Illuminati, cito de Usenet: “Este libro pasó muy desapercibido cuando se publicó en castellano. Pertenece a una serie de la que solo se ha publicado este. Es muy parecido a El pendulo de Foucault de Eco. Trata sobre una conspiracion universal, tema que da mucho juego literario”, hummmm, ¿será como La Subasta del Lote 49 de Pynchon?), Robert Shea (que trabaja en dupla con el anterior hasta transformar el mundo de Illuminatus en una trilogía; allí inventan el término “fnord”, otro significante vacío, estilo: “distancia de los píxeles en la pantalla” o “estado 43 /2 junto a Wyoming), Daniel Manus Pinkwater (este último para niños).

Plus: El Sueño de Dirk Gently

Reaperece el tópico del sueño de Coleridge al que hacíamos mención hace un par de semanas, al tratar de Borges. En otra obra adamsiana, La Agencia Holística de Detectives de Dirk Gently, los personajes aprovechan el hecho de que en su mundo existe una segunda parte del inacabado y opiáceo poema Kubla Khan del escritor romántico, para viajar en el tiempo (que eso es lo que contaba esa segunda parte, cómo construir una máquina del tiempo). La cosa es que viajan y se entrevistan con Coleridge mismo, en el momento en el que escribe el poema, y tanta cháchara le meten que se le olvida… PLOP!

SACAR A CIEN

UTOPIKA.CL

Rodrigo Mundaca lleva bastante tiempo dedicado a la tarea de tener en red algunos textos clave de las áreas freak (se me contaminó esta palabrita) de la literatura, i.e.: ciencia ficción, fantasía y terror.

La página en cuestión es: www.utopika.cl. Es el único lugar donde de seguro uno se puede hacer de los libros de nuestro autor de la semana, DNA. De la trilogía que fue pentalogía tiene cuatro: H2G2, El Restaurante del Fin del Universo, Adiós y Gracias por el Pescado e Informe sobre la Tierra: Fundamentalmente Inofensiva. Sólo le falta La Vida, el Universo y todo lo demás. Y añade alguna otra cosita. ¿Cómo hacerlo? Simple, ve al link que hay un par de líneas arriba, en la presentación otro click, ya en la página principal en CIENCIA FICCIÓN que está en la base. Y por fin en el título del libro…

Caerá como un PDF y no está de más recordarte, como hacen ellos mismos que:

“Nuestra intención es simplemente llevar un poco de cultura a las personas, y no percibimos dinero por ello, aun cuando el trabajo invertido en la construcción de este sitio tenga algún valor comercial.

“Algunos nos llamarían Crackers Literarios, pero en este caso, seríamos “crakers buenos”, pues estamos incentivando la lectura y el eventual consumo del libro correspondiente al promover a los autores de ciencia-ficción.

Un monitor jamás reemplazará a un libro”.

En el caso de DNA ello es particularmente loable, pues se trata de un autor “inencontrable” que de otra manera quedaría recluido en los circuitos especializados en que ha habitado siempre. Gracias entonces a Rodrigo y sus “secuaces”, no hubiera sido posible esta entrega sin su ayuda.

Comments

comments