UPDATE (14/12/2010): Miren esta portada

y el artículo correspondiente de LUN:

Confirmado: Tercera Cultura es el nuevo Antro de Las Últimas Noticias … LOL!

Después de la línea, el artículo original del 25 de Octubre


En estos días de planificación, nos acordamos de unos textos que armé hace algunos meses para ser publicados -en teoría- en un medio de circulación masiva. No resultó lo de la columna semanal de datos freak, así que aquí va uno de esos textos. La fórmula era algo así como “Ciencia Cognitiva para las masas” o “Ciencia Cognitiva que mi papá podría entender”… o “Ciencia Cognitiva par Homero…” etc.

 

El debut -en teoría, insisto,- iba a ser con este breve pildorazo sobre uno de los temas mas trillados y explotados ultimamente: el “Digit ratio” y el “Sexo” del Cerebro. Se han talado bosques completos y han corrido océanos de tinta al respecto, y nuestra idea era introducir el tema de la mano de uno de los investigadores de punta sobre el tema, don Simon Baron-Cohen. Tenían que ser de 1600 carácteres, leerse rápido y generar interés…

Las femmes fatales suelen tener anulares largos... >:3

Si bien es complejo abordar el tema de manera tan ligera y a la rápida (pues hay pocas cosas tan políticamente incorrectas como los determinismos biológicos), esto es lo que salió.

Puede ser que las líneas de la mano no digan nada sobre el futuro, pero los dedos pueden decir mucho sobre la personalidad y la vida emocional y sexual de alguien. Observando a amigos y amigas, el dato siempre es el mismo: las mujeres con anulares largos tienden a ser sexualmente activas, competitivas, celosas y posesivas, y algunas manejan mejor que nosotros. Y al revés, los hombres con el anular más corto que el índice tienden a ser más sensibles y empáticos, y menos cabeza dura que el resto. ¿La razón? La testosterona. No todos saben es que hombres y mujeres la tenemos en nuestro metabolismo y estamos expuestos a ella durante nuestra formación en el útero. Aún no se comprenden todos los efectos que la exposición a esta hormona provoca en el sistema nervioso, pero está demostrado que influye en el desarrollo y lateralización del cerebro. Un dato correlacionado es el largo los dedos índice y anular (2D:4D): típicamente, los hombres tienen el anular más largo que el índice, y las mujeres viceversa. Sin embargo, si una persona es expuesta a altos niveles de testosterona en el útero, su dedo anular tenderá a ser más largo, ya sea hombre o mujer. La mayor exposición prenatal a la testosterona tiende a relacionarse con rasgos cognitivos típicamente masculinos: menor empatía y desarrollo del lenguaje, mayor destreza visuoespacial, etc. La mayoría de las atletas mujeres tienen el anular más largo. Pamela Díaz también, no por nada le dicen “la fiera”.  Simon Baron-Cohen es experto en el “sexo” del cerebro, googléelo. Y fíjese en sus dedos: dicen más de usted que su signo zodiacal.

La lista de características prototípicas (¿o arquetípicas debería decir?) suma y sigue… una de las últimas investigaciones publicadas al respecto es un artículo de Melissa Hines titulado “Sex-related variation in human behavior and the brain”, publicado en la Trends in Cognitive Science confirma algunos de ellos (les dejamos el Abstract y la conclusión).

ABSTRACT: Male and female fetuses differ in testosterone concentrations beginning as early as week 8 of gestation. This early hormone difference exerts permanent influences on brain development and behavior. Contemporary research shows that hormones are particularly important for the development of sex-typical childhood behavior, including toy choices, which until recently were thought to result solely from sociocultural influences. Prenatal testosterone exposure also appears to influence sexual orientation and gender identity, as well as some, but not all, sex-related cognitive, motor and personality characteristics. Neural mechanisms responsible for these hormone-induced behavioral outcomes are beginning to be identified, and current evidence suggests involvement of the hypothalamus and amygdala, as well as interhemispheric connectivity, and cortical areas involved in visual processing.

Sin embargo, el tema se presta para todo, y una tendencia alarmante es precisamente el empaquetar algunos hallazgos y venderlos como una teoría establecida… y usualmente estas piezas se venden como pan caliente. Un caso es el de Louanne Brizendine, quien cuenta dos best sellers a su haber, “The Male Brain” y “The Female Brain”, los que han sido objeto de duras críticas por su falta de rigor y por errores garrafales, armando estereotipos caricaturescos y respaldándolos de manera pobre. En resumen: Neuro-opinología. Por lo mismo, creo que hay que tomarse estos estudios con calma. Hay datos que están ampliamente respaldados y otros que recién están empezando a ser explorados científicamente. Miren esta entrevista con la mentada neuropsiquiatra, y juzguen ustedes mismos:

Por lo mismo, después de armarlo el verano pasado, decidimos no publicar este viral. Su propósito era atraer la atención al tema de los dedos, la testosterona y demases… y traer más visitas al blog. Pero juzgamos que era demasiado simplista y que -con justa razón- se nos iban a tirar las feministas y los posmos encima a pegarnos botellazos. Mea Culpa: caímos en el mismo jueguito. Véalo, con este disclaimer: estas son correlaciones estadísticas que sugieren un patrón, no verdades eternas escritas en piedra.

(Si le pareció excesivamente rápido, esa era la idea: que fuera breve y chistoso, y que obligara a ponerle pausa para encontrar los múltiples easter eggs en el)

Conste… les invitamos a que investiguen sobre el tema, que observen a sus amigas y amigos, y cuéntennos: ¿se cumple lo planteado en el video? En mi caso, tengo el anular super largo pero soy el wn más niñita ever: cocino, lloro con las películas y soy horrible para los deportes… pero si he conocido minas con el anular más largo que el índice, y que eran mas rudas que la shit… xD

Además, otro disclaimer: conste que la foto de Pamela Díaz, además de ilustrar el punto de los anulares largos y las conductas agresivas/posesivas, sirve porque en facebook, la palabras SEXO y un buen par de tetas atrae muchos más clicks que una fMRI del cerebro… ayúdenos con este experimento social y compárta el post en su Facebook con esa foto como ícono y fíjese como recibe clicks… mañana en la noche publico las estadísticas. LOL!

(spoiler: retomaremos el tema en una de las tiras de Ingeniería Existencial… léala!)

Comments

comments